• Carolina Sances

Clases on line:17 claves para motivar a los adolescentes


Probablemente si eres papá, mamá o profesor de adolescentes, estarás de acuerdo conmigo en que un gran desafío de la pandemia, ha sido lograr que se mantengan conectados, atentos, motivados y participativos en las clases virtuales.

Por eso te comparto algunas claves que, si eres profesor, puedes ir adaptando a tu contexto y las necesidades de tu clase y, si eres papá/mamá de adolescentes, puedes compartir con los profesores de tus hij@s.


Veamos...






1. Es clave que la escuela medie la experiencia, considerando los recursos con los que cuenta cada estudiante para enfrentar las demandas, e intervenir en las áreas donde pueda estar necesitando mayor apoyo.

2. Es muy importante que las clases estén asociadas a emociones positivas

Que haya una buena convivencia, se sientan confiados y contenidos emocionalmente entre compañeros y entre el profesor y los estudiantes. Si esta es una debilidad del curso, es fundamental trabajarlo.



3. Es clave promover y mantener el vínculo del profesor con los adolescentes.

Para esto, se puede dedicar al inicio de la clase, unos 2-3 minutos de vinculación, lo que prácticamente es una condición para poder comenzar una buena clase online con adolescentes.

Se puede generar una dinámica de inicio, preguntarles cómo están, qué hicieron el fin de semana, pedirles que recomienden una serie que estén viendo, en fin.


Es importante recordar que los adolescentes se vinculan con personas, no con cargos, por lo que es bueno que el profesor también se dé a conocer, contando aspectos más personales (que no los hagan sentir expuesto, por supuesto), como por ejemplo, qué serie está viendo, qué es lo que más le ha costado de la cuarentena, en fin.


Hacerles saber a los alumnos, cuando vuelven de estar ausentes, que fueron extrañados. Esto le da a conocer al adolescente la importancia que tiene su presencia en la clase y que el profesor estuvo consciente de su ausencia.


4. Mantener comunicación inter-clases con los estudiantes:

La “presencia” virtual del profesor inter-clases se ha visto como algo fundamental, incluso en la educación online para adultos.

Se puede, por ejemplo, enviar mails individuales, cortos, con algún comentario que haga sentir al adolescente que está siendo “visto” por el profesor.


Una felicitación por algún comentario en clases, por alguna buena pregunta, por haberse atrevido a opinar, por dar una opinión diferente a sus compañeros, por ejemplo. O también comentarios de preocupación: Amanda, me preocupé porque no asististe a la última clase, ¿está todo bien?”, “Vicente, aún no entregas el trabajo de la Revolución Francesa, ¿necesitas más tiempo?”, “Martín, ¿qué necesitarías para que te sea más cómodo encender la cámara?”.


O alguna petición de ayuda para la próxima clase: Sofía, como sé que sabes mucho de tecnologías, te quería preguntar si ¿conoces alguna aplicación que me sirva para hacer clases más entretenidas y que me recomiendes?”, “Paula, sé que te interesa mucho el feminismo, ¿conoces algún video que me recomiendes para mostrarlo en la clase de la próxima semana, donde vamos a trabajar este tema?”

5. Recopilar información antes de la clase (en www.convivenciadigital.cl):

Esta es una práctica que ayuda mucho a preparar mejor la clase y favorecer el vínculo, lo que se puede hacer enviando una pregunta unos días antes.


Algunos profesores hacen grupos de wtsp con sus cursos (recomiendo solicitar autorización a los apoderados para esto) y les mandan las preguntas por ahí, lo que genera más cercanía y les facilita dar una respuesta más rápida y eficientemente, aumentando la posibilidad de que lo hagan.

Pueden ser preguntas como: Les cuento que la próxima clase hablaremos de X tema, ¿qué saben sobre esto?, ¿qué experiencias han tenido en relación a ello?, ¿qué les interesaría aprender sobre ese tema?

También pueden ser preguntas más específicas, como por ejemplo:

Profe: “En la clase del jueves vamos a hablar de la Región de los Ríos, ¿alguno de ustedes ha estado ahí?”

Paula: Mi abuela es de allá

Profe: ¡Súper!, ¿podrías preguntarle sobre alguna tradición propia de allá, alguna comida típica, etc., para que nos cuentes el jueves?

6. Lo ideal es que mantengan sus cámaras encendidas durante las clases.

Es recomendable que esto sea una norma de las clases, pero no una norma impuesta, sino que debe tener sentido, un porqué, que debe ser comprendido y compartido por los estudiantes.

Por lo tanto, esa norma debe surgir a partir de un acuerdo con ellos, donde se escuche y validen las necesidades, tanto de ellos, como las del profesor.

Pero hay que ser prudente y flexible en este punto y considerar que, en la decisión de algunos estudiantes de no encender las cámaras, pueden estar involucradas inseguridades y no es una simple oposición a hacerlo. En ese caso es importantes no exponerlos si no lo hacen, pero sí contactarse con ellos individualmente después y empáticamente conversar sobre sus razones para no hacerlo, que necesitaría para hacerlo más cómodamente, y animarlo a ir haciéndolo de a poco. (en www.convivenciadigital.cl)




7. Potenciar la motivación, recordando que un gran motivador del cerebro adolescente es la perspectiva de gratificación:

Cuanto mayor es la perspectiva de obtenerla, más intensos serán los sentimientos positivos, la motivación y la concentración.

8. Apelar a las emociones y al asombro:

En el cerebro de los adolescentes, las emociones son mucho más intensas, cobrando un gran protagonismo en sus vidas, por lo que en su caso, la frase “educar es emocionar” es 100% real.

9. La clase debe ser muy activa y sobre todo participativa e interactiva, mucho más incluso que una clase presencial.

Para esto existen varias aplicaciones digitales, pero también podemos guiarnos con la información obtenida antes de la clase. “Paula, cuando pregunté qué sabían de la región de Los Ríos, de la que hablaremos hoy, tu comentaste que tu abuela había nacido en esa región, qué te ha contado de eso, conoces a través de ella alguna tradición que sea propia de ese lugar”

Es muy importante retroalimentar las intervenciones de los estudiantes, de manera constructiva, motivadora y alentadora y considerar que aunque puede ser difícil y frustrante, sobre todo al principio, no dejar de promoverlo para ir instalando una rutina de participación y saber que, mientras más acogidos y confiados se sientan, más dispuestos estarán a participar.

10. Reflexionar sobre la cantidad de tiempo que habla el profesor v/s los estudiantes:

Esto impacta en el desarrollo de los aprendizajes, pues la experiencia señala que estos son más significativos cuando los alumnos se ven implicados activamente en la producción del conocimiento.

11. Diseñar anticipadamente preguntas que promuevan la expresión.

Para esto se recomienda que no sean preguntas cerradas, es decir, las que restringen el pensamiento y limitan a un si o un no.


Las preguntas que promueven la expresión son las abiertas, que invitan a la reflexión, a explayarse, a profundizar y a ampliar la visión que se tiene del tema. Son preguntas que apelan al estado emocional


En este sentido, son preguntas provocadoras no solo de respuestas, sino que también, de más preguntas.

Por ejemplo, es muy distinto preguntar: ¿Quién es el responsable? (pregunta cerrada que acota la expresión)

Que preguntar: ¿De qué formas se les ocurre que podríamos resolver esto de manera creativa? (pregunta abierta que desafía y estimula la expresión)

O será muy distinto hacer preguntas que comiencen con ¿Por qué…? (estimula una respuesta restringida)

Que hacer preguntas que comiencen con ¿Para qué…? (estimula la reflexión)

12. No incomodarse con el silencio luego de una pregunta:

Ante una pregunta, es necesario dar tiempo para que los estudiantes piensen, analicen, reflexionen, elaboren y pongan en palabras su pensamiento. Si nos ponemos nerviosos ante el silencio, es muy probable que terminemos respondiendo nosotros mismos, nuestra propia pregunta.

13. Deben sentir que tu clase les aporta a sus vidas, no solo en el futuro, sino que también en el presente:

La adolescencia es una edad en que se cuestionan constantemente el sentido de lo que aprenden y su relevancia. Entonces se torna fundamental, poner los contenidos en contextos reales y cercanos para ellos, ser explícitos con la relevancia de los contenidos y ser relevantes para el "mundo real".

14. Permitirles que propongan y asuman responsabilidad en el funcionamiento y calidad de las clases on line.

Es una buena oportunidad de ir construyendo juntos las mejores clases, valorando su conocimiento en el mundo digital y dándoles un rol más protagónico en la instalación del sistema, su funcionamiento y la mejora de éste.

Además, permite valorar y encausar su capacidad de innovar y enfocar las soluciones desde ideas divergentes, habilidades potenciadas en el cerebro adolescente.

15. Preguntarles cuáles han sido las metodologías o actividades que más los ha motivado:

Esto puede hacerse cada 2-3 clases o las que se consideren posibles y/o necesarias. Podemos averiguar cuáles actividades son las que más los han ayudado a mantenerse atentos a la clase, las que más les han ayudado a aprender, en fin.

16. Al finalizar la clase, dedicar unos 2 o 3 minutos a evaluar la clase con preguntas motivadoras como:

-Sería genial si la próxima clase…

-Lo que más me motivó de esta clase fue…

-Lo que le propongo para mejorar la clase es…

-Lo que se me ocurre para hacer la clase más entretenida es…

-Una buena idea para que nos den más ganas de participar en la clase es…

Estas preguntas pueden hacerse a través de un formulario de google, por ejemplo, de manera que sea más fácil, rápido e interactivo responder.

17. Conocer herramientas, aplicaciones y recursos digitales disponibles:

Existen cada vez más recursos digitales disponibles, muchos de ellos gratuitos, que permiten diferentes formas de trabajar, para hacer clases a distancia más dinámicas, entretenidas, interactivas, participativas y visualmente atractivas.

Aquí les dejo algunas sugerencias para que exploren:

Jamboard de google: permite que los estudiantes visualicen su propio pensamiento y el de otros

Canva.com: plantillas para diseñar presentaciones, documentos, post para RRSS, etc.

Pexels.com: fotos y videos de excelente calidad

Ed.ted.com: portal de TED con conferencias en video, sobre diversas áreas del conocimiento, con características especiales para dirigirse a niños y adolescentes.

Duolingo: aplicación para web y celulares para aprender inglés de manera entretenida.

Quizbean.com: Creador de cuestionarios para evaluar rápidamente a los estudiantes, con opciones de calificaciones instantáneas, retroalimentación, etc.

Mentimeter.com: para obtener información en tiempo real de equipos remotos y estudiantes en línea con encuestas en vivo, cuestionarios, nubes de palabras, preguntas y respuestas, etc.

Formularios de Google: realización de encuestas a los estudiantes, apoderados, etc.

Google Earth: Recurso para visitar virtualmente lugares del mundo

Google Arts &Culture: Recurso para visitar virtualmente museos del mundo

www.convivenciadigital.cl: Página donde pueden encontrar muchos recursos e información interesante sobre temas de convivencia y aprendizaje digital.

Genially: Herramienta para animar contenidos


#clasesonline #clasesonlineadolescentes #clavesclasesonline #adolescentes #covid #quedateencasa #cuarentena


477 vistas