Criar adolescentes y el arte de saber reparar

En la relación con l@s hij@s adolescentes inevitablemente habrá discusiones, tensiones y conflictos.

Dentro de parámetros de cuidado mutuo (si, podemos cuidarnos mutuamente mientras discutimos), eso nos habla de una relación normal y sana. De hecho, la relación “perfecta”, libre de discusiones y diferencias, no necesariamente es saludable, ni genera seguridad en l@s hij@s.

La clave está en que en esas discusiones seamos capaces de detener la escalada, pero sobre todo, está en ser capaces de REPARAR para retomar la relación renovada.

Esto construye en tu adolescente la seguridad de que la relación contigo puede doblarse (muchísimo a veces), pero no se quebrará definitivamente. Construye en tu adolescente, la confianza en que pondrás tu energía en calmar las aguas y retomar la relación y, sobre todo, en que sabrás cómo hacerlo. Construye en tu adolescente, la confianza en que el error es una posibilidad y no una condena (para todos es un alivio enterarnos de esto) Es algo así como la confianza en que nos seguimos amando, aún cuando estemos teniendo una gran pelea. Es finalmente la confianza en que puedo ser adolescente (con todo lo que eso tiene) y siempre, siempre, siempre, habrá una base segura donde cobijarme. Y sepan, señoras y señores, que crecer sabiendo esto, es casi tan importante como comer.

Y, como siempre, paso a recordarte: mira a tu adolescente, escúchal@, abrazal@ y apapachal@.

#saludmental #saludmentaladolescente #crianzarespetuosa #crianzaconsciente #criaradolescentes #adolescencia



128 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo